Difamación (Defamation)

Nuestra cultura digital ha cambiado para siempre el panorama de los medios globales. Permite que cualquier persona, desde cualquier parte del mundo, se exprese, publique o participe en la distribución de información. La información que antes se consideraba confidencial y secreta ahora está siendo publicada para cualquier usuario de internet en el mundo (Wikileaks, Edward Snowden, servicio de fotografías iCloud y mucho más). Los usuarios "inocentes" de las redes sociales están creando y compartiendo con las demás personas rumores sin fundamento.

Privacidad (Privacy)

El tema de la privacidad nunca ha sido muy simple. Tanto las leyes israelíes como las prácticas judiciales han entendido que la realidad social no es un asunto en blanco y negro. Hay una diferencia entre la privacidad de un representante electo, cuyas acciones tienen grandes implicaciones en los demás y la que tiene una persona particular en su vida "anónima". La protección de la privacidad de un menor de edad es mucho más estricta que la protección de la privacidad de un adulto. Esta complejidad se suma a un ambiente digital abierto, multicanal, gratis y rápido.

Libertad de expresión (Freedom of Expression)

Por lo general en los países democráticos, y en particular en Israel, la libertad de expresión es un derecho constitucional, anclado en la Ley Básica Israelí: dignidad y libertad humana. Con el transcurrir de los años, se han desarrollado los canales de medios y el periodismo, expandiendo los límites de la libertad de expresión. La cultura digital permite que cualquier persona comunique sus mensajes a través de una sorprendente serie de plataformas, tales como las redes sociales, blogs, foros, sitios de noticias y otros.

Propiedad intelectual digital (Digital Copyrights)

La era digital permite que todos puedan copiar, usar y distribuir diversas creaciones: canciones, clips, vídeos, gráficos, imágenes, textos y software de computadora. No siempre está claro si la creación está protegida por la propiedad intelectual, o si se debe solicitar permiso al creador original y cómo. Una simple acción que se lleva cabo de buena fe puede infringir el derecho del creador de la obra para comercializarla, o el derecho a recibir crédito por su obra.

Contacto

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.